El rol de los padres

 

Mucho se ha hablado sobre el rol que los padres deben tener en la formación de los hijos, ciertamente los modelos educativos y sociales han cambiado en las últimas décadas.

Como institución educativa que somos, hemos visto varias generaciones pasar por nuestras instalaciones y queremos compartir con ustedes una pequeña reflexión sobre este tema.

Pensamos que el rol de los padres es ser un amoroso soporte, sí; pero también lo es ser una firme guía para sus hijos. Es necesario dialogar con los hijos y saber quiénes son sus amistades cercanas, qué es lo que les interesa, qué pensamientos tienen. Este interés permite que exista una buena comunicación con ellos, lo que establece las condiciones adecuadas para guiarlos de una manera clara y asertiva.

Los hijos crecen, parte de crecer es medir sus fuerzas y las de la autoridad competente. Muchas veces se da la rebelión como una búsqueda de la identidad propia o simplemente buscando hasta dónde están los límites, hasta dónde puedo llegar. Algunos chicos son inquietos, no miden las consecuencias de sus acciones o las repercusiones que pueden tener en otras personas.

Hay niños que uno tiene que empujar para enseñar a defenderse, hay otros que uno les tiene que enseñar a controlarse porque se exceden en sus reacciones. Todos los hijos son distintos y tienen necesidades diferentes sin embargo todos necesitan la cercanía con los padres.

En casa deben aprenderse modales y respeto a los demás. A veces no somos conscientes que los hijos absorben como esponja muchas de las actitudes y comentarios que observan en casa. Hay que ser coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos porque los hijos van a notar si hay diferencia entre ambas cosas.

Finalmente, hay que entender que el papá o la mamá tiene una función fundamental y que es diferente a la de ser amigo. Los padres de familia son la autoridad en casa, son quienes establecen las reglas de convivencia y los límites permitidos. No temas decir NO de vez en cuando. Tampoco temas hacer que tus hijos se esfuercen por lograr algo que quieren porque en la vida hay que esforzarse para conseguir lo que uno quiere.

Los papás también son el abrazo cálido cuando los hijos tienen roto el corazón o la red de seguridad cuando emprenden un proyecto. Sin embargo, como padres tenemos la misión de educar a los hijos para que sean capaces de volar solos, como seres humanos decentes, autosuficientes y felices.

 

Leave a reply
Felicidades campeones!Los campeones del Montes de Oca

Leave Your Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *